Defensa del Territorio.

Actualmente la humanidad vive en un sistema económico fundamentado en la sobreproducción y en el consumo desregulado que, con el fin de perpetuarlo, empresas y gobiernos se valen del despojo de recursos y territorios a quienes, paradójicamente, son sus propietarios pero no cuentan con apoyos o incentivos que permitan su aprovechamiento sustentable y comunitario. Sin embargo, es de conocimiento de todos que las comunidades se organizan, se unen y se coordinan para aprovechar, cuidar, ocupar y defender sus territorios. Desde hace 10 años FASOL contribuye a esas iniciativas ciudadanas a través de pequeñas aportaciones que buscan propiciar y fortalecer el tejido social donde surgirá el sujeto social que se hace cargo de sus recursos y la toma de decisiones para obtener un beneficio y aprovechamiento común.

¿De qué manera lo hacen? Aquí te presentamos una de sus historias.
Grupo: Agrupación de Ciudadanos Unidos en Contra del Gasoducto
Lugar: San Rafael, Veracruz
Proyecto: En defensa de la vida y el ambiente
Año: 2014
En el Ayuntamiento de San Rafael, Veracruz, una empresa particular pretendía instalar un gasoducto industrial por la zona federal de la carretera a escasos metros de las viviendas, kínderes, escuelas, centros de salud, centros deportivos, iglesias y plantas productoras, poniendo así en riesgo de muerte a sus habitantes. Una parte atravesaría por la zona agrícola y forestal con 19 cruzamientos de sitios de escurrimientos de aguas, corriendo el riesgo de contaminar los cuerpos de agua en caso de producirse fugas de gas. El sistema de perforación que se utiliza para este tipo de extracción también afectaría los veneros subterráneos ya que por ser zona inundable la comunidad está ubicada en zona rica en humedales con valiosos ecosistemas.

Ante estas amenazas la comunidad se organizó y a través de reuniones y pláticas de difusión y concientización en las comunidades que serían afectadas, volanteo de trípticos, distribución de discos DVD’s con información, colocación de mantas alusivas, visitas a los campamentos levantados en rechazo a la instalación del gasoducto cerca de las viviendas, solicitudes por escrito a dependencias Oficiales de Gobierno (como Secretaría de Protección Civil Estatal, Dirección de Desarrollo Urbano Estatal, SCT, CNDH, Derechos Humanos Estatal , SEMARNAT y otras), solicitando la intervención de éstas para evitar la construcción del gasoducto cerca de las viviendas y sitios poblados.

  • Lograron reubicar fuera de la zona agrícola y ganadera el 85% del trazo original del gasoducto con lo que se consiguió librar del alto riesgo a 3572 personas.
  • Se logró reducir el número de cruzamientos en los cuerpos de agua, y en aquellos que cruzó se le dio un doble encamisado del ducto para minimizar la posibilidad de fugas directas al agua.
  • Lo anterior se logró gracias a la participación e involucramiento de la comunidad en la defensa de sus derechos mediante manifestaciones, plantones, instalación de campamentos, firma de oficios dirigidos a autoridades, denuncias legales y quejas ante la CNDH.